Bienvenido a La Otra Perspectiva

Porqué La otra perspectiva: hace años vi una película y se me grabó una escena donde un profesor de instituto animaba a sus alumnos a subirse a las mesas para cambiar de perspectiva. Y vaya sorpresa para los alumnos, pues desde esta perspectiva el profesor era mucho más pequeño que mirando desde sus sillas.

Conforme el mundo se vuelve más complicado y enrevesado y nos inundan con información, es totalmente recomendable salirse del marco habitual de mirar a las cosas y los hechos y los eventos y mirarlas desde otra perspectiva.

Alguna gente lo llama salirse de la «matrix».

El historiador suizo, Daniele Ganser, en varias de sus conferencias (por ejemplo aqui o aquí – en alemán), explica con bastante detalle lo que se entiende bajo la palabra inglesa «framing», esto es llevar al interlocutor (que puede ser también un gran grupo de personas, incluso todo un pueblo) a un estado emocional que le permite manipular descaradamente a su interlocutor o grupo de personas. Un ejemplo de la historia reciente es cuando Joschka Fischer, exministro de exteriores de Alemania, para condicionar a su pueblo para que esté a favor de la intervención armada en la antigua Yugoslavia, comparó al presidente Milosevic con Hitler, y el exministro de defensa, Scharping, hablaba de un campo de concentración mantenido por Milosevic. La sóla palabra campo de concentración o Hitler causó un efecto inmediato en el pueblo alemán y cualquier medida para evitar su existencia era bienvenida. Un excelente ejemplo de framing.

Toda mirada es una mirada desde una determinada perspectiva (Nietsche), por eso es importante cambiar de perspectiva, para no caer en ideología, dogma o religiosidad.

Después de esta introducción, aquí va el objetivo de este blog: es mi deseo ser multiplicador y difusor de hechos relevantes de nuestro tiempo. Obviamente mi postura es la del non-conformista, el escéptico, el crítico, no siempre acertaré, aunque gracias a mi formación de historiador aplicaré un cierto nivel de critica de las fuentes, cosa que a veces – o frecuentemente – no hacen los medios de comunicación.

Los temas que aquí quiero tratar son variopintas, desde la politica hasta el clima – curiosamente ambos tienen enlaces fuertes, como más adelante ser verá – desde la familia hasta la religión.