El Diesel como aspirador de particulas finas

El periodico Frankfurter Allgemeine Zeitung se hace eco de una interesante noticia originalmente publicada por la revista Auto Motor Sport.

En resumen se trata de que los modernos motores Diesel (E6d) en determinadas circunstancias funcionan como limpiadores del aire. El fondo de la cuestión es el siguiente:

La temidas partículas finas que hace no tanto destrozaron la reputación del motor diesel (dieselgate) se pueden medir con los instrumentos adecuados. En el estudo que aquí comento, las mediciones se hicieron en Stuttgart y los instrumentos arrojaban entre 10.000 partículas por cm3 en un aire relativamente limpio y 50.000 partículas por cm3 en un aire contaminado. También se comportan de manera distinta las partículas según su tamaño, siendo los más pequeños los más peligrosos.

Un equipo de la empresa independiente Emission Analytics ha hecho mediciones en diferentes circunstancias y con resultados sorprendentes. El sistema de limpieza de los gases de escape no sólo reduce sensiblemente las emisiones de las partículas finas, sino en ambientes cargados (alta contaminación por polvo fino) el aire que sale por el tubo de escape es más limpio que el que el motor aspira por el carburador. Esto quiere decir que independientemente de la contaminación del aire, el moderno motor diesel puede llegar a limpiar el aire, ya que por su tubo de escape sale un aire que contiene unos constantes 10-20.000 partículas finas, lo cual es considerado un aire limpio. O dicho de otra manera: aunque el vehículo esté aspirando aire 20 veces más contaminada esto no aumenta la tasa de escape de partículas finas, por lo que el resultado es que el aire que sale por el tubo de escape es más limpio que el que aspiró el motor.

No obstante, esta sensacional noticia hay que tomarla con cautela, porque los motores diesel tienen diferentes estados de funcionamiento: arranque en frío, ralentí, motor caliente con carga mediana o carga alta del motor y regeneración del filtro. En este último caso, el software del motor cambia el régimen del motor y aumenta la temperatura de los gases de escape de manera que el contenido del filtro de partículas es quemado con el resultado de una emisión mucho mayor. (hasta 200.000 partículas por cm3). En el estudio resulta que en el trayecto largo (300 km) la fase de regeneración del filtro de partículas sólo pesa el 5%, mientras que en un trayecto tipicamente de ciudad o de ir al trabajo (30 km) la regeneración pesa hasta el 20% y en el trayecto corto (3 km) no hay regeneración. (Este resultado tambien es un argumento de peso para los hibridos enchufables que hoy día pueden circular los 30-40 km completamente eléctrico y así evitan la regeneración y con ella la alta emisión de partículas finas en el entorno de la ciudad).

Esta noticia estupenda hay que sumarla al hecho de que los modernos motores diesel Euro 6d Temp practicamente ya no emiten óxido de nitrógeno (está en el entorno de una vigésima parte de los anteriores Euro 6), el reportaje de Auto Motor sport dice que el problema NOX está solucionado.

A raiz de esta noticia podríamos pensar en que en el futuro los gobiernos locales nos soliciten que circulemos con nuestro moderno vehículo por la ciudad para reducir la contaminación con partículas finas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *